Revisiones optométricas

ptica Celrà (20).JPG

Ver bien no es sinónimo de tener una buena salud ocular. Es importante realizar revisiones periódicas.

En nuestras visitas valoramos:

Fondo de ojo y retinografía - Biomicroscopía y ángulo iridocorneal - Tonometría - Campo Visual - Refracción - Agudeza visual - Sensibilidad al contraste - Visión binocular - Percepción de los colores.

En algunos casos también realizamos pruebas de baja visión, terapia visual, tomografía ocular y topografía corneal.

Dependiendo de las necesidades específicas de cada paciente, ofrecemos la solución visual más adecuada para cada caso, prescribiendo las lentes oftálmicas monofocales o progresivas más adecuadas.

1. FONDO DE OJO Y RETINOGRAFÍA

1-%20Fons%20dull%20i%20retinoscopia.jpg

La oftalmoscopia es una de las técnicas para estudiar el fondo de ojo y sirve para detectar posibles anomalías en la retina, en los vasos sanguíneos y en el nervio óptico.

Con la retinografía se realiza una fotografía en color de fondo de ojo, de esta forma se pueden evaluar los cambios visibles de las diferentes estructuras con el paso del tiempo.

2. BIOMICROSCOPÍA Y ÁNGULO IRIDOCORNEAL

Con la biomicroscopía exploramos la integridad y transparencia de los tejidos corneales del cristalino. También nos permite hacer una valoración de la conjuntiva y la lágrima.

La evaluación del ángulo iridocorneal, junto a la medida de la presión intraocular, nos permiten comprobar que el drenaje del humor acuoso dentro del ojo es satisfactorio.

Utilizando lentes específicas se pueden valorar el nervio óptico y la retina.

2-%20Biomicroscopia%20i%20angle%20iridoc

3. TOPOGRAFÍA CORNEAL

3-%20Topografia%20corneal.jpg

Con el topógrafo se obtiene un mapa de las diferentes curvaturas según la forma de la cornea. Es de gran utilidad en la valoración del astigmatismo, en la adaptación de lentes de contacto y en la cirugía refractiva.

Además permite la detección de irregularidades corneales que suelen ir acompañadas de patologías cómo las ectasias corneales (p.ej. queratocono), las degeneraciones marginales,...

La calidad de visión puede quedar afectada cuando las irregularidades afectan a la zona pupilar.

4. TONOMETRÍA

Mediante el tonómetro podemos medir la presión intraocular. Es importante compensar este valor cuando nos encontramos con un grosor central de corneal muy delgado (p.ej. operados de miopía) o muy grueso, ya que si no se tiene en cuenta esta condición, los valores obtenidos van a ser incorrectos.

Es difícil que los valores inferiores a 18mmHg afecten al nervio óptico. Los valores más altos no son necesariamente patológicos pero se tienen que controlar para que no lleguen a afectarlo a largo plazo.

Debido a que los valores entre 19 i 30mmHg son asintomáticos, es muy importante realizar revisiones periódicas para controlar la integridad del nervio óptico.

4-%20Tonometria_1.jpg

5. CAMPO VISUAL (CAMPIMETRÍA COMPUTERIZADA)

5-%20Camp%20visual.jpg

La evaluación del campo visual es fundamental, ya que una alteración en el nervio óptico, la retina o las vías ópticas van a producir una reducción del campo.

Como el glaucoma por hipertensión ocular afecta sobre todo al nervio óptico, el campo de visión será una prueba de gran importancia. La campimetría nos permite observar pequeñas reducciones en las áreas de visión cuando aún no son perceptibles por el paciente o mediante el fondo de ojo. Además nos aporta información neuro-oftalmológica.

6. TOMOGRAFÍA OCULAR

Mediante la tomografía de coherencia óptica se obtienen imágenes de las diferentes capas y estructuras de la retina y el nervio óptico. Esta prueba está indicada para pacientes con alteraciones en estas dos zonas del ojo.

En patologías como el glaucoma es una de las pruebas más fiables para evaluar la reducción de fibras nerviosas alrededor del nervio óptico (la parte del ojo que transmite las imágenes al cerebro).

6-%20Tomografia%20ocular.jpg

7. MOTILIDAD OCULAR EXTRÍNSECA

7-%20Motilitat%20ocular%20extr%C3%ADnsec

Se valora la función de los seis músculos oculomotores de cada ojo y de los correspondientes nervios para que pueda hacer una correcta alineación de los ojos en todas las posiciones de mirada.

Se estudia que no exista ninguna desviación y que la motilidad ocular tenga una buena extensión, sea suave y precisa. La desviación de un ojo es la principal causa de ambliopía u ojo vago.

También se valoran los músculos que se encargan de la elevación y el cierre de los párpados.

8. MOTILIDAD OCULAR INTRÍNSECA

Se valora la flexibilidad y capacidad del sistema acomodativo así como las reacciones pupilares. El sistema acomodativo nos proporciona información del tiempo que podemos estar leyendo sin manifestar astenopia (síntomas o molestias), y sobre la velocidad de enfoque al pasar de mirar un objeto en visión lejana a uno que esté cerca o al revés.

En condiciones normales, ambas pupilas son del mismo diámetro y reaccionan a la luz y la oscuridad de forma rápida (al contraerse o dilatarse). Su evaluación proporciona una información extraordinaria de todo el sistema visual. Cuando las reacciones pupilares son lentas o desiguales, o bien las pupilas son de diferente tamaño, pueden existir alteraciones en la retina, en el nervio óptico o en las vías ópticas del cerebro y sus anexos.

8-%20Motilitat%20ocular%20intr%C3%ADnsec

9. VISIÓN BINOCULAR

9- Visió binocular.jpg

La visión binocular y la visión estereoscópica, nos permiten ver el mundo que nos rodea en tres dimensiones, calcular las distancias que nos separan de los objetos y situarlos en el espacio. Cuando los ojos siguen un objeto perfectamente alineados, lo normal es que se presente una buena visión binocular.

Un 20% de la población tiene dificultades para percibir bien las imágenes en 3D y un 3% no las percibe.

Es de gran importancia valorar la visión binocular conjuntamente con la refracción.

10. REFRACCIÓN

Utilizando las últimas tecnologías, podemos graduar con la máxima precisión según las necesidades visuales de cada paciente, para poderle prescribir las lentes más adecuadas.

Con una graduación correcta, se compensan defectos refractivos cómo por ejemplo la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo, la vista cansada...

10- Refracció.jpg

11. AGUDEZA VISUAL Y SENSIBILIDAD AL CONTRASTE

11- Agudesa visual i sensibilitat al con

Con el examen de agudeza visual, se identifica el detalle más pequeño que puede ver el paciente con el máximo contraste mediante optotipos negros (de letras o símbolos) sobre el fondo blanco.

Con la prueba de sensibilidad al contraste se evalúa la cualidad visual del paciente en diferentes condiciones de contraste. Resultados bajos nos alertan sobre distintas posibles patologías.

Utilizando la mejor compensación, la agudeza visual nos proporciona información de la zona macular de la retina y de la calidad de los medios ópticos (córnea y cristalino). Si la agudeza visual es buena, se descartan problemas en estas zonas del ojo.

12. PERCEPCIÓN DE LOS COLORES

La percepción del color es importante ya que nos permite apreciar los diferentes colores básicos y sus diferentes tonalidades. La dificultad en su apreciación, en mayor o menor grado, puede afectar en el rendimiento laboral, sobretodo en determinadas profesiones.

La alteración de la visión cromática, puede ser congénita; rojo-verde (8% de los hombres y casi un 1% de las mujeres lo padecen) o adquirida; sobre todo en el azul-amarillo. En este último, normalmente, la afectación se debe a la existencia de alguna patología de la retina central.

12- Percepcions dels colors.jpg